30 marzo 2009

La Esquiada del Angel




La anécdota de este fin de semana pasada fue la llegada de un español a Crested Butte. Angel Luengo, cántabro como el "Cocido Montañés" hizo parada en nuestro pueblo en su peregrinación sabática por decenas de estaciones de esquí del oeste americano. Angel me llamó desde Park City en Utah el viernes para decirme que el sábado iba a estar aquí y que le encantaría salir a hacer una excursión de montaña con nosotros. A Angel no le conocia de nada y él solo me conocia de mis historias en el Solo Nieve, pero había algo en su contagiosa vitalidad que me aseguró que
ibamos a entendernos bien.
Asi pués, el domingo Karen, Angel y yo salimos de buena mañana con un cielo medio nuboso medio azul que auguraba la llegada de otra borrasca primaveral por nuestras latitudes. Subimos por la vertiente norte de Red Lady, una de las cumbres mas emblemáticas de la zona, y después de 750mt de ascensión abriendo traza en una nieve que prometia, alcanzamos un promontorio a 3500mt de altura del que descienden dos colosales tajos de aludes que son clásicos descensos de la zona. A estos se les llama "Right & Wrong" y ambos descienden hasta el fondo del pintoresco y dramático valle de "Oh-Be-Joyful", que es una joya natural protegida con la denominación de "wilderness".
Nosotros nos decidimos por bajar "Right". Es un descenso alucinante de verdad, su inclinación es de 45º en la zona superior y de 35º en la zona media y encontramos una nieve fenomenal en estado todavía de "powder" a pesar de hallarnos ya en los ultimos días de Marzo.
A parte de practicar un poco mi oxidado castellano de la tierra, la visita de Angel sirvió para obtener valiosa información para acabar de redondear los detalles de nuestro próximo viaje a tierras Cántabricas. Parece mentira que esto fuese una coincidencia pero hasta el mismo día que nos conocimos en persona, no sabiamos que Angel fuese de allí.

Lo unico
de malo de la visita de Angel es que se fuese tan temprano, hoy después de subir a la estación a marcarse unas bajadas en un día de perros, ha agarrado su furgona (la compró de segunda mano en Seattle) a seguir su periplo de estación a estación y tiro porqué me toca. Su siguiente parada: Vail. Y luego quién sabe, dice que seguramente se largará de vuelta a casa porqué las estaciones americanas tienen la mania de cerrar muy temprano. ¡Buen viaje!, ¡Esperamos verte en Cantabria!














Xavi Fané

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada