28 diciembre 2011

Holidays on Ice

Esta tarde he bajado hasta Gunnison con Rich a probar el hielo "virgen" que se ha formado en el embalse de Blue Mesa durante estos últimos días. Tengo que decir que esto del hielo es "demasié pal cuerpo" i que a falta de "powder" es lo mejorcito que este rincón del mundo puede ofrecer.  Hoy el hielo sobre el que hemos patinado ha sido de película (pornográfica). Formado sin episodios ventosos y con las temperaturas regulares de -20ºC que hace cada noche el hielo era liso como el trasero de un bebe, duro como el diamante, brillante como el escudo del Capitán Trueno, azul como las profundas aguas que hay a solo unos centímetros al otro lado. Era algo hermoso... pero también acongojante. El hielo recién formado, el mas codiciado de todos, es delgado, cruje y chirria bajo tus pies como las maderas de una casa centenaria y ofrece trampas mortales en forma de agujeros, grietas y crestas heladas. Patinar a la velocidad que te otorgan los patines largos en el coeficiente casi nulo de esa superficie bruñida es una de las actividades mas excitantes y a la vez fantástica que puedo imaginar, sobretodo en una masa de agua sin fín como éste. En este momento puedes hacer "travesías" de 20-30km sobre este inmenso embalse (el de mayor capacidad de Colorado). Es una experiencia alienígena y poéticamente perecedera, resultado de un invierno extrañamente seco y lo suficientemente frío.  En fin, que como se  dice, "no hay mal que por bien no venga", y la falta de nieve nos ha obsequiado con esta rara maravilla de hielo perfecto.
Cielo y agua se confunden en este sueño de "hielo perfecto"

Rich a velocidad de crucero sobre el hielo de Blue Mesa

Realidad o sueño?

carámbanos formados por las presiones entre diferentes plataformas de hielo

Kenny en su propio espejismo

kilómetros y kilómetros del mas bello hielo



Puesta de sol a orillas de Blue Mesa

27 diciembre 2011

Navidades góticas

Vista nocturna de la aldea de Gothic y las luces de nuestro refugio.

Acabo de llegar de pasar unos días navideños en el enclave de Gothic, dónde nuestros amigos Gary y Kiki están de guardas. Han sido unos días entrañables, con buenas amistades, grandes comilonas y agradables paseos con esquís por los alrededores. Por Nochebuena y para facilitar un poco la digestión salí a dar un paseo nocturno hasta un promontorio que domina el pueblo y montañas circundantes para sacar ésta foto. A pesar de que la temperatura reinante estaba por los 20 bajo cero, encontré refugio en la caseta de la estación meteorológica que hay allí arriba y dejé que la cámara hiciese su trabajo. Era luna nueva y con el régimen anticiclónico que llevamos, las estrellas estaban que se salían. La imagen esta hecha  una exposición de 10 minutos a f3.5 con un objetivo de 24mm. La foto esta ligeramente manipulada para acentuar contraste y tonos. 

Espero que vosotros también estéis disfrutando de las Navidades!

Xavi



18 diciembre 2011

Nordic Madness

Este fin de semana se han celebrado aquí a Crested Butte las Calificatorias Nacionales Junior de Esquí de Fondo y me encargué de hacer su cobertura fotográfica para el club de esquí de fondo. Aunque estamos algo justos de nieve, gracias al gran trabajo del voluntariado local, las condiciones fueron excelentes y nos acompañó un tiempo frío y despejado ideal para las carreras. El ambiente fue guapísimo y participaron unos  200 corredores. Además ayer competí en la primera prueba (10km freestyle) de esquí de fondo de la temporada una vez los junior terminaron y no me fue mal del todo considerando lo poco que he esquiado. Fue una primera toma de contacto con el dolor y la determinación que exige la competición y ahora estoy listo y con ganas para mas.

Aquí tenéis un extenso pase de dipapos de las carreras de los junior, ¡vaya marcha!:

15 diciembre 2011

Foqueo Matutino

Subir por la estación de esquí, entre remontes y ratracs  quizás no sea mi actividad preferida pero reconozco su conveniencia y valor en determinados momentos. Cuando uno va justo de tiempo, o porqué ha nevado en demasía (o si escasea)  o si se intenta optimizar la calidad de un entreno sin distracciones externas no hay nada como una sesión de foqueo en la estación. A diferencia de como ocurre en las muchas estaciones europeas en las que el esquí de montaña es una práctica usual y multitudinaria que se puede practicar a cualquier hora del día siguiendo rutas establecidas, aquí en los USA todavía no existe esa tolerancia absoluta y solo se nos deja subir con las pieles antes de que los remontes abran sus puertas al público y después de que estos se cierren. Si bien eso supone una ventana limitada de tiempo que a estas alturas de temporada a veces exige el uso de frontales y sufrir temperaturas bien por debajo de los -20ºC por otro lado posee la ventaja de que no te encontrarás con el cotidiano tráfico de "freakies" y disfrutarás de la majestuosidad de las salidas y puestas de sol.

Hoy he subido temprano por la mañana y he pillado unas condiciones magníficas de luz y condiciones de esquí, aquí tenéis unas fotos:


Add caption

Panorama de las Elk Mountains vistas desde media montaña.


13 diciembre 2011

Escapada a Schofield

Aprovechando que la pista forestal que accede al valle de East River se cerró (se trata de un cierre dependiente de la cantidad de nieve existente) hace unos pocos días , ayer aproveché para internarme en este magnífico valle, ahora oficialmente libre de tráfico vehicular de coches y de motos de nieve, y gozar de su silencio y paz invernal. El valle de East River es uno de los mas espectaculares que tenemos por aquí y a lo largo de su longitud se encuentra la aldea científica (hogar del Rocky Mountain Biological Lab) de Gothic y mas allá el collado de Schofield Pass, de cuya cima sale (en verano) el quizás mas famoso de todos los recorridos de mtb de la zona: el "Trail 401". Una vez superado este collado, que se alcanza despu[es de 15km, descendí hasta la cabecera del Crystal River, un idílico valle totalmente aislado durante los meses de invierno (todos sus accesos son muy peligrosos por los aludes) en el que un viejo amigo mío tiene una cabaña-refugio en la que pasé noche. Llegué a este rincón al atardecer y después de hacer un fuego en la estufa de leña (Brrrr... la cabaña estaba helada!) salí a dar un paseo por los alrededores para darle tiempo a calentarse un poco. Incluso encontré una ensenada protegida del viento en la que pude realizar unos cuántos virajes en nieve polvo!
Esta zona posee la particularidad de ser la que mas innivación (cantidad de nieve) recibe de nuestros valles y fiel a su fama, durante esa noche cayeron unos 30 cm y me levanté ante un mundo totalmente blanco. Había pensado en pasar otra noche en la cabaña (con el trabajo que llevó calentarla) pero con ésta nevada y con el peligro de aludes que podría empeorar rápidamente si seguía nevando decidí no perder tiempo y volver para el pueblo. Después de un par de horas abriendo traza me planté de nuevo en Gothic, dónde me paré a visitar a mi amigo Gary, que vive allí con Kiki encargado de cuidar las instalaciones del "Lab" durante el invierno. Gary, que me vió subir con los prismáticos, me tenia un café preparado cuando llegué a su casa y mientras comimos un turrón casero (buenísimo por cierto)  nos echamos una partida de "Scrabble"en la que gané (cosa que me alegra). Caliente y revitalizado híze los 6km que me quedaban para llegar hasta el coche... y de vuelta en casa!

La cabaña del colega Murray,  un idílico refugio en lo mas profundo de las montañas.

Schofield Pass, en verano aquí empieza el Trail 401, un singletrack mítico en el folklore MTB

Vistas desde las laderas que dominan el Crystal River, no os fiéis de los hierbajos, tiene 1.5m  de altura

Mirando hacia el este, 20km detrás de las montañas se halla Crested Butte

No podían faltar unos virajes en nieve polvo!

Estalactita de hielo en plena formación

Contento de tener un hogar en medio de la nada (no os perdais las botellas de tequila y guisqui al fondo)

Despertar con nieve recién caída





10 diciembre 2011

Irwin Rando

Un sol radiante y un manto níveo un tanto raquítico han marcado la primera prueba de la Copa de esquí de montaña de Colorado, celebrada en Irwin, una pequeña comunidad y centro de esquí de ratrac situado a unos 18km valle arriba desde Crested Butte.  Durante la primera edición de la prueba, que tuvo lugar el diciembre pasado, el panorama fue diametralmente opuesto: hizo un tiempo de perros y había nieve en cantidades obscenas.
Creo que a juzgar por las sonrisas, la mayoría de participantes disfrutaron de lo que la naturaleza les presentó hoy. Aquí tenéis unas imágenes de la prueba (que mas que nada es para poder enseñados el magnífico paisaje de la zona)



06 diciembre 2011

Frío

Frío. No hablo de un frío cualquiera, sino de ese frío que lo paraliza y enmudece todo con sus tentáculos helados. De ese frío que dispara un pavor ancestral en nuestro ser y que nos hace buscar cobijo con urgencia vital. Peligroso como una bestia rábida que te hinca sus afilados colmillos y te inyecta un fluido letal que inexorablemente te convierte en una estatua sin vida. Frío mortal como el que se cierne sobre los protagonistas del filme   "Dersu Uzala" en la estepa siberiana. Todavía hoy, décadas después de haber visto por primera vez aquella obra maestra de Akira Kurosawa, cuando estoy en la montaña expuesto a la furia del invierno, pienso en la escena en la que Dersu y su colega, ante la inminente llegada de una ventisca glaciar, desesperadamente se ponen a colectar hierbas para construir una especie de "iglú" vegetal en el que refugiarse. Te pone los pelos de punta.

Por aquí ha empezado a hacer frío de verdad. Los  -28ºC que marcaba el termómetro esta mañana empiezan a ser una cifra respetable. Es una temperatura que se lleva bien mientras haces actividad aeróbica constante, en plan tiburón. A la que te paras el aire empieza a penetrarte el esqueleto y pronto empiezas a hablar como si te hubieras tomado unos carajillos de más. Para no perder la costumbre y porqué me va la marcha del frío he salido a hacer una excursión con esquís de fondo por uno de los valles que salen del pueblo. No había ni  un alma y ni siquiera se oía un sonido. Era como si hubiese llegado el fin del mundo. A la subida muy bien,   incluso he sudado un poco, pero tan pronto he dado media vuelta para descender, un airecito curtidor me ha obligado a ponerme el plumón, los dos gorros y no te pares!

El frío tiene sus cosas buenas. Rios y lagos se congelan, complejos cristales de hielo aparecen por todas partes, un silencio purificador parece envolverlo todo, hay menos gente por el monte y las tazas de chocolate caliente saben mejor que nunca. Ojala también congelase y silenciara toda la diatriba socio-económica que estos días amenaza con apoderarse de nuestras vidas. Las fotos que aquí siguen son un popurrí de algunas actividades que he podido hacer estos últimos días. Hasta pronto y abrigados!

Rich preparandose para una sesión de patinaje en el hielo "nuevo" del embalse de Blue Mesa, cerca de Gunnison.

Descanso en el hielo.
Patinando kilómetros sin fin con los colegas.


Paisaje rústico de los parajes semideserticos que rodean Gunnison. No te dejes engañar por la falta de nieve, a pesar de su sequedad, Gunnison es la población mas fría de los USA (a excepción de Alaska). Su temperatura mas baja: -51ºC. 

Árboles solitarios.

Vista de la zona de Crested Butte desde las estepas de Gunnison.




Curiosa formación de arbustos en una canaleta en las cercanías de Crested Butte. 

Vestigio del pasado minero de Crested Butte, en uno de los valles cercanos al pueblo. 



30 noviembre 2011

Noches Esquimales

Gary es un gran amigo y gracias a su espíritu de aventurero a la vieja usanza yo he vivido algunos de mis mejores momentos por éstas montañas. Ayer salimos al "backcountry" de Crested Butte con la misión de construir un iglú-apartamento para posteriormente ser usado a modo de refugio durante nuestras incursiones     invernales. Nos divertimos cantidad. Durante las 4 horas que nos llevó construirlo gozamos de un tiempo casi primaveral y durante la noche, a pesar de la temperatura reinante que rondó alrededor de los -10ºC pasamos una noche la mar de cómoda y agradable. Esos esquimales sabían unas cuantas cosas sobre ingeniería estructural y el aislamiento térmico de la nieve.


video


Habitación con vistas

27 noviembre 2011

A fondo

Murray Banks a toda velocidad
Estos últimos días hemos estado celebrando el puente de Thanksgiving y como es tradición ha tenido lugar el "Crested Butte Nordic Camp", un evento que incluye cursos de técnica clásica y skata con profesores de élite entre los que hay dos esquiadores olímpicos. Ayer estuve por arriba en las pistas dando un paseo y saqué ésta foto de uno de los profesores demostrando una curva a velocidad. Hacía un día despejado y frío pero en el momento en que disparé la imagen un golpe de viento levantó nieve de los arboles y quedó este efecto que pillado a contraluz me gusta en la foto.


23 noviembre 2011

Esperando la blancura

De lejos las montañas aparentan estar inmaculadamente blancas, pero de cerca no lo están tanto como quisiéramos. Seguimos a la espera de mas nieve pero se resiste a hacerlo con ganas (a pesar de ello y gracias a la magía de la nieve artificial, la estación ha abierto hoy). Mientras tanto y de aperitivo libidinoso he compuesto esta galería de diapos, la mayoría de ellas correspondientes al invierno pasado:

19 noviembre 2011

Abstracciones gélidas

Hoy ha hecho un día desapacible, ventoso y de baja visibilidad y en lugar de salir a esquiar he agarrado el coche y he ido valle abajo para meterme en el valle de Taylor River.  Allí todavía había poca nieve y la carretera sigue un bello río de aguas rápidas y cristalinas durante muchos kilómetros. En muchos sitios puedes pararte y bajar al río a darte un paseo por su rocosa orilla. Así me he entretenido durante un buen rato, contemplando los reflejos de las aguas bravas y las caprichosas formaciones de hielo que se formaban en esa zona de "interacción" entre piedra y agua. Las fotos que aquí veis corresponden a mi paseo. He usado un filtro oscurecedor para poder tomar largas exposiciones ( de hasta 15s) en plena luz del día, pues quería que el agua quedase difuminada.





Xavi Fané

11 noviembre 2011

Hiperactividad invernal

En un gélido amanecer de -20ºC Rich se calza los patines de hielo. Las bajas temperaturas de esta ultima semana han acabado por helar los lagos mas pequeños y menos profundos de la zona. 

Con una fina capa de hielo de apenas unos centímetros entre cielo y agua, Rich se da el gustazo de patinar sobre hielo virgen en un amanecer grandioso. Con un coeficiente de fricción casi nulo, la sensación que uno experimenta es etérea a parir.

El hielo recién creado (hielo negro) ofrece una de las mejores experiencias de patinaje  posibles., no obstante hay que ir  con extremo cuidado, una zambullida en el lago es muerte casi segura a estas temperaturas. Los chalecos salvavidas y los garfios de acero son elementos imprescindibles en esta modalidad salvaje de patinaje. Las manchas blancas sobre el hielo, son delicadas formaciones de cristales que se forman a estas temperaturas extremas y que no afectan el patinaje. 

Después de la patinada matutina, he salido a hacer un bucle de 30km en bici siguiendo trazados de motos de nieve.   Es otra experiencia que no durará mucho,  una o dos nevadas mas y la nieve, por mas motos de nieve que pasen, será demasiado blanda para poder salir en bici. 

Para llegar hasta aquí me han salido 700m de desnivel,  la bajada ha sido superdivertida!

08 noviembre 2011

Nieve y sol


Hmmm... sienta de maravilla volver a llevar los esquís puestos, sentir de nuevo esos músculos ardiendo bajo el sol invernal y dejarlo todo atrás deslizandose en la nieve. La foto corresponde a un bonito circuito que hay en una zona situada a 10km valle arriba desde el pueblo llamada Lily Lake. Es una zona muy frecuentada ahora a principios de temporada mientras todavía no hay suficiente nieve con la que pisar los circuitos de fondo que hay alrededor del pueblo. Una vez estos abren, la pista forestal que va hacia Lily Lake queda cerrada y olvidada para el resto del invierno. La imagen esta hecha con una Nikon D200 y un objetivo "ojo de pez" montados sobre un mini-trípode en la nieve y disparado con un mando a control remoto. Normalmente no me gusta centrar al sujeto en la imagen pero creo que  en este caso no queda mal del todo.

06 noviembre 2011

Primera esquiada (de fondo)


Aprovechando las nieves que hemos recibido estos últimos días, esta mañana hemos salido a hacer la primera salida de la temporada con los esquís de fondo. Tanto las condiciones como las sensaciones han estado excelentes. Hasta ahora no me había sentido del todo listo para zambullirme en el mundo de la nieve, pero creo que a partir de hoy será otra cosa. Solo es necesario un buén día y ya está, ya tienes el mono encima. He visto que también ha nevado bastante en las cotas altas del Pirineo, a ver si pronto se animan las cosas por allí también. 




Xavi Fané

02 noviembre 2011

Rodando al borde del invierno

Exprimiendo al máximo
Ayer pensé que esa iba a ser mi última salida en bici de la temporada (foto) aquí en Crested Butte pero creo que me equivoqué. Las previsiones del tiempo vaticinaban un posible palmo de nieve para la noche pasada pero solo han caído unos 5cm, por lo qué quizás todavía quede otra oportunidad. Nunca se sabe. Ahora la cuestión es el frío, auguran que los termómetros bajen hasta los -18ºC ésta próxima noche, y no sé si me animaré a salir al día siguiente con ese frío. Correr a pie siempre es mas fácil que salir en bici en esas condiciones (por lo menos durante un tiempo), pero pronto tendremos que claudicar de todos esos "deportes veraniegos" y habrá que encerar esquís. Hoy el club de esquí de fondo ha salido a pisar con la máquina unos recorridos que tenemos por encima del pueblo. La larga temporada blanca ha empezado!

El sendero de la foto sube desde el pueblo hacia el lago de Green Lake. Porqué se trata de un recorrido popular, frecuentado por todo tipo de usuarios (a pie y en bici) , la nieve está compactada y permite buen rodamiento. Al ser cara norte la nieve se mantiene seca y sin hielo, permitiendo una buena tracción tanto en subida como en la frenada.

Xavi Fané

30 octubre 2011

Al Borde del Invierno

Ya llevo una semana y media aquí en Crested Butte y las cosas están así:

Hiela un montón de noche, hasta los -9C y hasta 13ºC bajo cero pero por media mañana día las cosas se hacen soportables y hasta agradables. Un par de borrascas de otoño han dejado bastante nieve por arriba y ya tengo a varios colegas que han esquiado aúnque en unas condiciones que según ellos mismos pueden calificarse entre "regular y malas". En cambio en la solana de los valles solo una capada helada de nieve persiste en los árboles y los caminos todavía están de maravilla para ir en bici o correr. Esta mañana he salido en bici enlazando senderos por las zonas inferiores que rodean el pueblo y me lo he pasado pipa. Si sales temprano y vas bien abrigado las condiciones son idóneas. La tierra todavía está helada y cruje bajo las cubiertas y cuando entras en el bosque ruedas sobre un poco de nieve helada que permite una conducción casi normal. Son unas condiciones que a mi me encantan por lo poco usuales (y a veces emocionantes) y porqué existe una tranquilidad y una diafanidad del aire inigualables. También me gusta porqué existe esa intriga constante de "cuál será el último día". Tanto la bici como el correr a pie tienen los días contados y uno sale con la vivacidad e intención de la ardilla que colecta nueces para el invierno.

Ayer sábado nos reunimos un montón de colegas del club de esquí de fondo local y juntos montamos los puentes necesarios en diversos puntos que hay en la red de pistas para que la maquina pisanieves y esquiadores puedan cruzar el curso del río. Es una tarea dura y pesada (menos mal que hizo un día radiante) que solo es posible gracia al afán comunitario que aquí tenemos. Los puentes son de "quita y pon" pues las regulaciones ambientales de la zona no permiten la construcción fija de tales estructuras. Nuestro principal incentivo es saber que nuestro trabajo pronto nos permitirá disfrutar de uno de los circuitos de esquí de fondo mas bien paridos del estado de Colorado.

La bici de montaña está sentenciada

Puentes para un invierno sin limites.

Cada una de esas tablas de madera prensada pesa un huevo y medio.

Y Voilá, ya tenemos puente! (ahora solo faltan 4 más)


29 octubre 2011

Crónicas transcontinentales: un guiri de las Rocosas en los Pirineos.



Hola a todos! Vale, por fin he superado los múltiples obstáculos (técnicos y de tiempo) que me han impedido una mas pronta puesta al día del blog y aquí estoy listo para hacer un poco de resumen de mis vacaciones en el  “homeland”  mediterráneo. A rasgos generales fueron todo un éxito, tanto a nivel familiar (por fin conocí a Maia, mi recién salida del horno “nieta-sobrina”) como a nivel de actividad deportivo-lúdica, gastronómica, y de “reconexión” con viejas y queridas amistades. Por denominador común, todo ello estuvo dominado por un sol deslumbrante e irreprimible que desafió todas las pautas climáticas que corresponden a ésa época del año (seguro que vosotros también disfrutasteis plenamente de ello). Para ahorrar la piel de mis dedos y vuestro tiempo en esta entrada solo os hablo un poco de mis días en los Pirineos.

Salí andando por el GR11 desde Puigcerdá, desde la tienda “Top Bikes” del eterno colega Josep Puig el día 29 de septiembre. Fiel a mi hándicap organizativo no tenia una ruta pre-determinada, ni tampoco un tiempo establecido. Solo sabía que quería correr y andar como un animal salvaje por las montañas de mi adolescencia y de paso visitar a algunas de las amistades que tengo desperdigadas por la cordillera. Para mí aquello iba a ser un viaje “deportivo-sentimental” a través de la encabritada topografía pirenaica y de las brumas del pasado.

Porqué quería sentirme libre como el viento, decidí llevar todo lo necesario para mi supervivencia en las montañas en un camelbak “Hawg”. Allí no cabía saco de dormir, ni colchoneta, ni hogazas de pan de payés. Solo en el primer día aprendí mis limitaciones rápidamente cuando llegué al refugio libre de Engorgs, situado a 2300m en los confines occidentales de la Cerdanya. Pasé la noche del loro enroscado en unas mantas que tenían vida propia de lo sucias que estaban y la cena consistió de un powerbar (tenía dos mas para llegar hasta Encamp, en Andorra al día siguiente) y un puñado de almendras. Esa fue mi única noche de refugio, y en los 7 días siguientes me esforcé en llegar a algún pueblo para pasar la noche.

A veces corría. De esa manera en que se corre cuando se lleva peso en la espalda y la verticalidad del terreno no da tregua: encorvado de espaldas, manteniendo una aguda flexión en las rodillas, no muy rápido. Me sentía mas como un pastor con algo de prisas en alcanzar su rebaño que no un corredor de ultras. A veces andaba. Mas que nada para escanear toda la belleza que me rodeaba. Las ondulaciones ocres de hierba castigada por la sequía y las heladas nocturnas. Las múltiples capas de sombras montañosas que a modo de espaldas de dragón superpuestas se pierden en la distancia. El lago que como un espejismo alpino, te sorprende con su flamante imposibilidad. Las figuras jorobadas de los buitres leonados brincando por los prados como brujas en plena danza macabra.  La sombra fugaz del venado. Las mil texturas silenciosas del canchal…

Encuentros con amigos. En Andorra Joan i Lluisa. En Tavascan Araceli, Manel, Blanca, Salva, Pepito… en Llavorsí, Montse. En Viella, Gloria. Intimidades fugaces. Chispeantes reminiscencias. La sensación de querer mas, pero también de creer que lo mejor es dejarlo así. Como un dulce postre sin cena. 

Mi día mas duro: el que me llevó de Arans, en el andorrano valle de Ordino a Areu en la Vall Ferrera. Senderos castigadores. Ríos de piedras blancas (Vall Ferrera). Profundos bosques de abetos. Lagos bárbaros. Pies baldados. Gran cerveza en la terraza del hostal de Areu. Mi día preferido: De Montgarri a Sentain (Ariege francesa), saltando por la cumbre del Mauberme. Grandes paisajes vacios de humanidad. Soledad. Vistas infinitas. Rampas herbosas de verticalidad pavorosa en la cara este de Mauberme. Profundos valles y maduros hayedos en la vertiente francesa.

Mi llegada a Viella, al 8º día, coincidió con el único episodio de mal tiempo. Ya me vino bien para recuperar el cuerpo y gozar de los lujos de la civilización. Allí pasé un par de días visitando a mi sobrina, corriendo sin mochila, devorando tapas y crosanes con insaciable afán, hasta que afortunadamente mi amigo Jordi Laparra vino a mi rescate y se me llevó a hacer un par de días de ruta mochilera por el dominio granítico-lacustre de Aigües Tortes.

Las fotos que aquí podéis ver son un mejunje de mi paso por las montañas que tan queridas me son. Todas están hechas con la compacta, ya me hubiera gustado tener la DSLR pero no hubiese razonable llevarla encima.

Salud y hasta pronto!


19 septiembre 2011

Tocando Nieve

Ayer nos contentamos con ver la nieve desde abajo pero hoy nos hemos metido de lleno en ella. Karen y yo hemos hecho unas ascensión relámpago a la cumbre de Mount Owen, una de las cimas de mas de 4000m cercanas al pueblo. Arriba de todo hacía un viruji curtidor y habían entre 10 y 20cm de nieve en las zonas mas resguardadas. Después de un montón de  días de mal tiempo, ha sido un gustazo subir bajo el robusto sol de otoño y disfrutar de un día mas por las alturas, quién sabe cuando volveremos a estar por aquí. Salud a todos y a disfrutar del otoño!

Subiendo entre cascadas y neveros 

Karen ascendiendo por encima de Green Lake, todavía con carámbanos que nunca se derritieron este verano.

Contrastes de otoño, nieve y verde.

En la cima de Mount Owen

Iniciando el largo descenso